Por favor, dí no

uñas02Hoy nos ponemos un poquito radicales y le declaramos la guerra a una de las aberraciones estéticas más grotescas de los últimos años: las uñas postizas megalargas. Esa manicura de gel y demás postizos sintéticos que le añaden 20 años a las manos de cualquier mujer y, que no nos lo explicamos, están teniendo tanto éxito.

A caballo entre las uñas (por no decir uñarras) de Sara Montiel y la estética porno más cutre, esta manicura tan desafortunada ha tomado las manos más desprevenidas, para horror de muchos y negocio de otros.

¿Has visto alguna vez a Kate Moss con semejante guisa? ¿O a Carla Bruni? ¿O a Diane Kruger? ¿O a cualquier mujer que tenga un mínimo de respeto por la estética? Intenta imitarlas a ellas y no a las concursantes de Mujeres y Hombres y Viceversa. Las primeras saben lo que hacen. Las segundas, pues no.

uñas04¡Que vuelvan las uñas naturales!
Volvamos a la sencillez. A las uñas naturales, cortas, bien limadas, con algún color divertido de vez en cuando. Nuestros novios y maridos nos agradecerán que dejemos de arañarles, y podrán volver a comer croquetas tranquilos.

Si no lo haces, dentro de 20 años, mirarás tus fotos del pasado y tratarás de convencerte a ti misma. “Era lo que se llevaba”, dirás. Pero no colará. Tú sabrás bien que, como con los calentadores de los 80, no todas sucumbimos a los salones de belleza chinos.

Aún estás a tiempo.

¿Qué os parece esta manicura tan extrema? ¿Habéis sucumbido alguna vez a ella?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s